Judiciales

Juicio por Torturas: El 27 los alegatos

Concluyó en Río Grande la etapa de recepción de pruebas en el juicio oral y público por una causa de torturas ocurridas en la Unidad de Detención, que tiene como único acusado al ex comisario Ricardo Rivero, quien estaba a cargo de esa institución en diciembre de 2008, cuando ocurrieron los hechos por los que fueron condenados agentes penitenciarios, en un proceso anterior.

Tras recibir las testimoniales de tres agentes y oficial de la Policía que estaban en la Unidad de Detención, los jueces Daniel Mario Césari Hernández, Horacio Boccardo y Anibal López Tilli; resolvieron pasar a un cuarto intermedio hasta el martes 27 de noviembre, en que retomarán las audiencias para conocer los alegatos de las partes. En este caso, la del Fiscal Mayor, Guillermo Quadrini, quien elevó la causa a juicio y el defensor oficial Aníbal Acosta, quien asiste al exfuncionario policial.

En la última audiencia, la presencia de los integrantes de la fuerza policial fueron citados por la Fiscalía para corroborar que al momento que ocurrieron los hechos estaba presente Rivero. Algunos de los testigos no fueron terminantes en sus contestaciones, de todas maneras, el comisario Sergio Contreras, actual Jefe de la Unidad Regional Norte, declaró y arrojó certezas que el acusado estaba la noche de las torturas, en la Unidad de Detención.

Precisamente, en la acusación fiscal, se lo sindica a Rivero de “omitir cualquier accionar y dejar que los acontecimientos se desarrollaran (…) pese a estar en conocimiento de cómo estaban procediendo sus subordinados”; respecto a los hechos por los que fueron condenados los oficiales José Alberto Franco, Alberto González y Rubén Adrián Fernández.

Fue en el juicio contra los ex integrantes del servicio penitenciario, cuando los internos Walter Quiroz, Walter Carballo, Alberto Emiliano Seco, René López, Cesar Maximiliano Escobar y Luis Miguel López Villarroel; dijeron haber sido encerrados en un sector de la Unidad de Detención que funcionaba como lavadero y allí sometidos a vejámenes.

Los hechos ocurrieron entre las 9.00 y las 13.00 del 22 de diciembre de 2008, cuando luego de encerrar a los internos, Franco y Fernández habrían aplicado las torturas, mientras que González “ofició como fiscalizador, supervisando todas las conductas”; señala el requerimiento del fiscal Quadrini, quien expondrá el próximo martes para solicitar la aplicación de una condena contra Rivero.

Sólo Rivero

Caber recordar que en este segundo juicio por torturas (varias veces postergados), estuvieron citados al banquillo de los acusados los los oficiales José Alberto Franco, Alberto González y Rubén Adrián Fernández; pero luego de una serie de nulidades planteadas por los abogados defensores, los jueces del Tribunal resolvieron eximirlos de seguir vinculados al proceso y continuar solamente con el procesado Ricardo Rivero.

Cabe señalar que en el primer juicio, Franco, González y Fernández fueron condenados a 9 años de prisión por un episodio sucedido el mismo día de diciembre de 2008, que terminó con el fallecimiento del interno Santos Carmelo Castro Moya al caer desde un techo.

Fuente: EDFM

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *