Provinciales

Ushuaia: Investigan administrativa y judicialmente al capitán del catamarán

La Prefectura y la Justicia Federal investiga las decisiones que tomó el capitán del catamarán Elizabeta al exponer a un grupo de turistas en la tarde del viernes, tras un temporal que afectó la embarcación.

El hecho ocurrió cuando un catamarán que regresaba de una excursión al faro Les Éclaireurs a causa de un temporal, tuvo que capear hasta las costas chilenas para guarecerse. Sin embargo cuando regresaba al puerto de Ushuaia comenzó a ingresar agua a la embarcación y un pasajero se habría golpeado su cabeza. Esta situación habría generado angustia en entre los turistas, quienes usaron sus teléfonos para comunicarse con Prefectura.

Un video viralizado permite visualizar la situación atravesada por los pasajeros, un hombre relata textualmente que “salieron dos catamaranes de Preto a Harberton. Uno, queda en Harberton y debido al temporal no quiere volver. El segundo vuelve, empieza a entrarle agua por proa. Detalle que en el barco no tienen en cuenta: no fueron a cerrar el pique de proa ni tampoco cerraron los tambuchos de los pontones. Negligencia de la tripulación o como quieran llamarle”, relata el hombre de identidad desconocida.

“Embisten olas, se le mete la ola, el catamarán se escora”.

“Lo más interesante es esto que le voy a contar: Llama al 106 una señora diciendo que había una señora golpeada y que tenían problemas en el catamarán. Lo llaman al capitán y el capitán niega todo. Más tarde, debido a que acá hubo cambio de fuerzas, dentro del catamarán había gente del ejército y uno del ejército llama al edificio guardacostas en Buenos Aires. Del edificio Guardacostas llaman a la Prefectura Tierra del Fuego y ordena que llamen al capitán y diga en qué situación están”.

“En ese momento, sale un guardacostas a buscarlo. El problema de la entrada de agua, puede entrarle agua por cualquier lado, el problema es que le sonaba la alarma de que había agua porque la bomba aparentemente no estaba funcionando. No se habían dado cuenta o no fueron a verificar porque salir afuera estaba peligroso y el barco se les llenó de agua, todo un pontón completo. Sala de máquinas, todo flotando, todo lleno de agua, un desastre, miren la foto cómo está por dentro. Hubo una señora a la que llevaran urgente al hospital y el resto bajó caminando pero la situación es muy grave y la jefa de flota dijo que fue falta de familiarización con el barco”.

“Sin palabras. Tener los tambuchos abiertos, la de máquinas sobre todo, y tener el pique de proa abierto, es lo peor que puede ocurrir”, culmina el video.

Fuente: EFDM

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *