Provinciales

Melella criticó duramente al peronismo fueguino: “ajustaron salarios y persiguieron trabajadores”

El gobernador de Tierra del Fuego, Gustavo Melella, hizo declaraciones públicas que fueron replicadas en distintos medios de comunicación de la provincia mediante los cuales le contestó a los dos eventuales competidores por la gobernación el año próximo.

Se trata del actual senador por el Frente de Todos, Matías Rodríguez y el opositor de Juntos por el Cambio, Pablo Blanco, toda vez que días atrás el primero se expresó positivamente respecto de una posible candidatura a gobernador, mientras que el radical expresó públicamente que es precandidato para ese cargo.

Melella criticó a Rodríguez por intentar desvincularlo del Frente de Todos, del cual el actual mandatario se siente parte por la -según él- cercanía con los tres intendentes de la provincia y el gobierno nacional -que, dicho sea, es quien sostiene en gran parte, aunque sea desde lo económico, los enormes gastos de la gestión del profesor-. Por otro lado, se acercó más a la línea de Pablo Blanco -con quien comparte pasado reciente como radical- al decir que «es el único de los senadores que pregunta qué necesita la provincia».

Luego de atacar a Rodríguez, defender un tanto a Blanco y poner en duda su candidatura a la reelección -todo esto, en medio de una crisis económica nacional-, Melella dijo que «no es momento para hablar de estas cosas», para deslizar «si me llego a presentar, voy a hacerlo en la instancia que marque el frente o el espacio, si es que me presento», dejando entrever que no sería parte indiscutible del armado del Frente de Todos, más aun después de las críticas a CFK al momento de indicar que Alberto Fernández es el candidato natural a la reelección.

A Melella, a estas alturas, le cuesta meterse de lleno dentro de los «peronistas» o «kirchneristas» que, para algunos es lo mismo y otros tantos deslizan una cierta diferencia. Ello encuentra razón en su paso por diversos partidos políticos, entre los que se encuentran la UCR, el coqueteo con el MOPOF -del cual incluso es la actual vicegobernadora-, FORJA, FpV, entre otros. La situación dispar entre el exintendente de Río Grande y el peronismo/kirchnerismo local incrementa en base a sus propios dichos, toda vez que solicitó «tener memoria», ya que «los gobiernos peronistas ajustaron salarios y persiguieron a los trabajadores».

Como contracara de la crìtica a los «peronistas», Melella -demostrando la buena relación con los legisladores- destacó a Myriam Martínez, de poca participación pública, como una buena posible candidata a gobernadora o vicegobernadora, para luego destacar el buen desempeño de Mónica Urquiza al frente de la presidencia de la Legislatura.

Finalizando en que «no sabe» si será candidato, el gobernador culminó con una puesta en escena mediática que no cree nadie, toda vez que su historial político demuestra totalmente lo contrario: construcción de entramado político para intereses y candidaturas propias.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *