Provinciales

La Anónima despidió a nueve empelados

El secretario General del Centro de Empleados de Comercio, Daniel Rivarola, señaló que “a menudo, en los últimos días, estamos teniendo noticias de despidos. Ahora se ha sumado La Anónima, dónde entre un viernes y un martes en Río Grande y Tolhuín, despidieron a nueve compañeros”, indicó el dirigente mercantil.


Señaló, además, que “los nueve tenían mucha antigüedad, son compañeros de 20 años, 18 años en la empresa. Es lo que ellos denominan una reestructuración que, independientemente que hayan abonado o estén abonando -porque todavía esto es muy nuevo- las indemnizaciones al 100%, son puestos de trabajo. Es parte del achique que, aparentemente, se viene en todos lados”, dijo el secretario General.


Rivarola, además, mencionó que “esta no es la única noticia de este tipo, nosotros estamos agendando los que tomamos conocimiento, en cuestión de despidos, y en lo que va de mediados de enero hasta ayer tenemos 34 bajas en distintos comercios. Son nueve de La Anónima, tenemos unos 6 o 7 del sector de limpieza de fábricas y el resto de distintos comercios”. “No es que son todos de un solo lugar, sino de distintos comercios de la ciudad que se han desprendido de algún trabajador y seguimos entendiendo que todo es parte de ese ajuste por la falta de ventas”, señaló el titular del CEC.


Después, al ser consultado al respecto, no descartó la posibilidad de que la situación se profundice y que continúen los despidos, advirtiendo que: “nosotros lo decimos, lo planteamos, no somos un sector de servicios. Nosotros atendemos a aquellos trabajadores que ganan sus salarios fuera del ámbito del comercio y que los vienen a gastar con nosotros. Principalmente, obviamente, todo el sector industrial, el del petróleo, metalúrgico, plástico, textil, esos salarios son los que se vuelcan al comercio y eso hace que nosotros también tengamos nuestros ingresos”.


Igualmente, al ser consultado sobre si se están abonando las correspondientes indemnizaciones, Daniel Rivarola señaló que “hasta ahora, de las que pudimos ver, sí. No hubo inconvenientes en los pagos, así que ese es uno de los temas que más nos preocupaba, que por lo menos la gente tenga lo que le corresponde para estar sostenida hasta que salga algo nuevo o que superemos esta etapa, pero hasta ahora venimos bien con eso”, remarcó.


También manifestó que “si esos puestos de trabajo empiezan a mermar, si se empiezan a achicar, empiezan las suspensiones, la gente empieza a retraer los gastos, empieza a prepararse como en esas situaciones que vivimos cada dos o tres años y eso repercute directamente en nuestros puestos de trabajo, porque el mercado que atendía a cien clientes empieza a atender a cincuenta, de la misma manera que bajo el número de clientes baja la cantidad de empleos que precisaron para atenderlos, así que lo que nos queda a nosotros es estar atentos”, señaló.


Daniel Rivarola comentó que se encuentran “atentos a las charlas, atentos a ver a quien dan de baja, que se le pague lo que corresponda, que es lo que esto nos permite hoy. Una medida de fuerza en un local que no vende, no tiene mucho sentido. Si no que pone en riesgo más puestos de trabajo, así que tratamos de ir por el diálogo, tratar de convocar a las empresas, como hemos hecho en una de las de limpieza. Que lleguemos a acuerdos que sostengan el empleo en forma temporal, a los efectos de que esa gente no quede en la calle y así vamos avanzando”, indicó.


Finalmente, sobre la posibilidad de reinserción, indicó que “uno tiene que apostar a que el crecimiento industrial, porque es donde se genera el puesto y de ahí derrama. Que lo tome el mismo comercio es imposible, en virtud de que se va achicando todo”.

Fuente: Provincia 23

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *