Provinciales

Jubilados reclaman que los funcionarios reduzcan sus sueldos y se cree un fondo para garantizar haberes

Jubilados de la provincia decidieron iniciar una juntada de firmas para presentar un petitorio en el que reclaman a la clase política que reduzca sus haberes, ante el temor de que no haya fondos para pagar las jubilaciones el próximo mes.

Por Radio Provincia, la jubilada Liliam Armonelli informó que este petitorio “está dirigido al Poder Ejecutivo, Legislativo y Judicial, en función de las declaraciones del señor gobernador el mes pasado, respecto de que no estarían asegurados los salarios públicos de la provincia; y las declaraciones del presidente de la caja, que plantea un déficit de 800 millones de pesos. Dijo que depende de los aportes del gobierno de la provincia para poder pagar las jubilaciones”.

“El gobernador lo ha dicho en los medios públicos y lo ratificó en un video. Tenemos la preocupación de que no se pague el mes de mayo en su totalidad. La petición la hacemos por Change.org porque ante la cuarentena no podemos reunir firmas en forma presencial, y a la fecha tenemos 516 firmas”, señaló.

“Nosotros respetamos el esfuerzo que está haciendo el Gobierno de la provincia frente a la crisis sanitaria, pero no podemos nuevamente ser variable de ajuste frente a esta situación, como lo venimos siendo hace más de cuatro años. Los jubilados nos comunicamos a través de las redes sociales y estamos pendientes de las comunicaciones y decretos que emanan del Poder Ejecutivo, y de las disposiciones de la caja. En el petitorio pedimos un gesto de solidaridad y esfuerzo a la clase política, y que se rebajen sus salarios como lo han hecho intendentes y otras provincias. Recientemente el gobernador ha decretado la suspensión por seis meses de los aumentos a la planta política, pero eso no representa ningún esfuerzo”, cuestionó.

“El sector pasivo es el más vulnerable y somos grupo de riesgo. Hemos reclamado la suma fija del mes de marzo, porque hemos cobrado la suma fija del mes de febrero el 25 de abril. La suma fija de marzo los activos la cobraron el 27 de ese mes y, por aplicación de la ley 1.285, debería haberse pagado a fines de abril, pero estamos a 13 de mayo y no la hemos cobrado. A los activos se les otorgó por febrero, marzo y abril, y a nosotros nos pagaron solamente la de febrero. Hasta ahora ninguna autoridad de la caja dice nada sobre esto. También nos deben pagos de las movilidades y no tiene sustento el presidente al decir que depende de los aportes del gobierno”, subrayó.

Se preguntó “de dónde saca la cifra de 800 millones de déficit, cuando hay una ley de emergencia que sacó el Ejecutivo el 1° de enero de este año, que fue creada a los fines de brindar herramientas para fortalecer el sistema financiero de la caja. Entre esas herramientas está la transferencia del 50% de las utilidades, el incremento del aporte personal de los activos y las contribuciones patronales al 16%, el descuento del 15% que cobra el gobernador, el aporte personal de la planta política, que este gobierno lo elevó al 19%, además está el exceso de los ingresos de la AREF y los convenios de deuda de los distintos organismos a la caja en concepto de aportes patronales. Esta ley de emergencia establece que, de no realizar los convenios en tiempo y forma, cada organismo deudor debe depositar mensualmente un millón de pesos a la cuenta. Nos preguntamos dónde está todo ese dinero y si ingresó este dinero a la caja”, expresó.

Consideró que “de haber ingresado estos fondos, no tendría que haber déficit en la caja, que tendría que salir a cobrar lo que le deben, y hablamos de muchos millones de pesos. También hacemos mención a los activos en este petitorio, porque ellos han recibido incrementos en paritarias que están muy lejos de resarcir el desfasaje de estos cuatro años. Encima luego suspenden esos aumentos. El escalafón seco dentro de los jubilados está en un promedio de 35 mil pesos de haberes mensuales y no entró en el último aumento de la movilidad por la suspensión del señor gobernador. No sabemos cuándo van a pagar esos aumentos y están pagando sumas fijas no remunerativas ni bonificables y solamente una fracción de los jubilados ha cobrado la movilidad, como los jubilados de las municipalidades. La masa grande estatal de la provincia es la más perjudicada”, afirmó.

“En este petitorio queremos que muestren un gesto de solidaridad, rebajándose los sueldos. Hay provincias donde la planta política ha rebajado sus haberes en un 40 ó 45% para afrontar esta pandemia, pero el esfuerzo que pide constantemente el gobernador, lo tiene que hacer la sociedad, el comerciante, el personal de la industria, el empleado público y fundamentalmente los jubilados”, remarcó.

El dinero de esa reducción de salarios de la planta política debería ir a un fondo para garantizar “principalmente las jubilaciones, porque tenemos temor de no cobrar los haberes de este mes y en los sucesivos, y seguimos siendo el pato de la boda de todos los gobiernos de turno”, concluyó.

Fuente: SUR 54

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *